lunes, abril 24, 2006

La vida es como una puta fina y cara, que en mi primera y unica vez me ha cobrado sus servicios por anticipado, para luego huir y dejarme tirado y empalmado sobre su fria y vieja cama; dejandome incluso son su propia soledad. Ahora ando buscandola; algun dia la encontraré y haré que me pague la inmensa fortuna que me robó esa noche, yo a cambio le devolveré ésta, su soledad, y entonces la someteré y me convertiré en su más insaciable chulo
"Homo-sapiensis"

1 comentario:

pe-jota dijo...

De puta fina nada, una puta como una casa, siempre nos castiga y cuando creemos haber alcanzado algo de estabilidad, se abalanza sobre nosotros creándonos nuevos anhelos y deseos.