martes, diciembre 05, 2006

El Patito feo...


Hans Christian Andersen nace el 2 de abril de 1805 en Odensee. Tras la muerte de su padr en 1816, y las nuevas nupcias de su madre en 1819, se marcha solo y casi sin recursos a probar suerte en Copenhague. Al principio su aventura fracasa pero, en 1822, gracias al interés del director de teatro Jonas Collin, obtiene una beca que le permite seguir sus estudios de forma regular. Superado el bachiller, a partir de 1830 comienza a publicar sus primeros relatos. Su joven reputación y la ayuda de Jonas Collin le proporcionan una beca de viaje. Entre 1833 y 1834 visita Francia e Italia. En 1835, ya en su país, Andersen publica el primer fascículo de los Cuentos contados a los niños . Esta colección obtiene un gran éxito y va a ser continuada casi cada año (con obras como La sirenita, La pequeña vendedora de fósforos, Pulgarcita, El Patito Feo, La Reina de las Nieves. Una vez alcanzado el éxito, Andersen va a repartir su tiempo entre los viajes y las estancias en casa de amigos influyentes. Andersen también escribe relatos de viajes (Reflejo de un viaje a Harz, 1831), piezas de teatro (El amor en la Torre de San Nicolás), poemas (Fantasías y esbozos, 1831) y novelas (El improvisador, 1835 ; Las dos baronesas, 1848). En muchos de sus relatos, la figura femenina tiene un papel protagonista Absoluto, incluso en algunos de ellos la figura masculina no se encuentra presente. la mujer ejerce el rol masculino, teniendo el poder ( La reina de las Nieves y la virgen de los hielos). Vivió una etapa atormentada, por los conflictos generados por sus sabidos sentimientos de atracción hacia otros hombres; llegando a mantener una relación sentimental con el actor Riborg Voight. Creo que en muchas de sus "fábulas" manifiesta ese sentimiento de ser rechazado ("cuak", "cuak", el patito feo), no solo por su físico, sino por su sensibilidad; inherente a sus circunstancias en gran medida. A pesar de que también se sintió atraido por mujeres, como la cantante de opera sueca Jenny Lind ( quien no le correspondió más que como una buena amiga), se dice que murio virgen... Amores, pasiones, fantasias, ilusiones, y también decepciones y frustraciones de un gran escritor.

2 comentarios:

pon dijo...

El patito feo se sentaba a la mesa con papel y pluma y se convertía en el más bello cisne.....
Curioso Andersen, sus cuentos eran exactamente lo contrario que su vida. Seguramente necesitaba escribirlos para seguir viviendo, para convertirse en cisne cada vez que escribía.
Y ya lo creo que se transformaba en cisne. Ya lo creo.

homo-sapiensis dijo...

Si... la alquimia de la consciencia. Pon es un placer y un honor leer tus comentarios. Un beso