sábado, enero 20, 2007

Puntos cardinales...


Tu sonrisa me deslumbro e hipnotizó como el sol naciente de una mañana de primavera, tus ojos se convirtieron en mi único norte, tus muslos fueron el sur de mi excitación y mi perdición, tu lengua la brujula que me indicaba a que parte de tu cuerpo debía acudir cada vez para compartir nuestro íntimo goce... Y tus brazos fueron la sublime prisión en la que me permití perder toda referencia y noción del tiempo y del espacio...

6 comentarios:

un hombre virtuoso dijo...

...Estrella Polar, Cruz del Sur, vientos del monzón, corrientes,
y lluvias,
y huracanes,
...y simplemente brisas...
...que tu brújula esté bien orientada y el aire sople en tus velas, de corazón, amigo...

TERESA dijo...

precioso,que bonitas palabras.
TERESA

homo-sapiensis dijo...

hombre virtuoso, gracias por derramar aqui tu sensibilidad, es un placer compartirla contigo, tus deseos son corresponidos. Un abrazote.

homo-sapiensis dijo...

Tersa, gracias por esta complicidad, que siga y un besote

pe-jota dijo...

No existe verdad mayor que aquella que surge de la total entrega cuando esta es correspondida.

homo-sapiensis dijo...

pe-jota... sabias palabras...asi es. La contundencia de los sntimientos es eivdenciable cuando hay correspondencia