sábado, enero 26, 2008

¿Servirá para algo el Foro de Davos?...


El Foro de Davos reúne cada año en las montañas suizas a una improbable combinación de los más importantes líderes políticos, económicos y culturales del mundo, interesados en debatir los problemas del planeta.

Acusado muchas veces de promover una visión exclusivamente capitalista y liberal del mundo, la reunión organizada desde 1971 por el Foro Económico Mundial (WEF, según sus siglas en inglés) es la cita de los más ricos, poderosos y famosos del planeta.

Para participar, no se puede ser pobre: las 1.000 mayores empresas del mundo pagan cada año 42.500 francos suizos (26.300 euros) para ser miembros del WEF, y cada miembro individual paga 18.000 francos suizos (11.000 euros) para venir a Davos. Un centenar de multinacionales desembolsan además 500.000 francos suizos por año (310.000 euros) para ser "socios estratégicos" del WEF.

El objetivo proclamado del WEF es nada menos que "mejorar el estado del mundo" y durante su reunión anual en este pueblo y estación de esquí de 13.000 personas se suceden los anuncios sobre donaciones a obras de caridad.

Durante el Foro, el pueblo es invadido por más de 2.500 participantes y unos 10.000 periodistas y personal del WEF, y todos son sometidos a un severo dispositivo de seguridad.

Más de 200 debates durante los cinco días de la reunión analizarán desde la situación de Pakistán hasta la lucha contra el cáncer.

El Foro es también la ocasión para muchos presidentes de empresas de reunirse de manera informal, aunque la política internacional roba muchas veces el escenario a la economía.

El evento fue creado por un profesor de economía, Klaus Schwab, y lo monta una organización totalmente privada que cada vez se parece más a un organismo internacional.

Este año reúne a 27 jefes de Estado y de Gobierno y a 113 ministros. Entre los participantes figuran el presidente paquistaní, Pervez Musharraf, el primer ministro británico, Gordon Brown, y la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice.

Davos ha permitido ciertos avances en el pasado: la firma de una declaración greco-turca en 1988, una reunión entre F.W. de Klerk y Nelson Mandela en 1992 y un acuerdo de paz israelo-palestino firmado por Simon Peres y Yaser Arafat sobre Gaza en 1994.

La reunión anual del WEF ofrece también una retahíla de cócteles, recepciones y diversiones varias. La fiesta organizada por el buscador de internet Google es desde hace años la más conocida. La tradicional velada final de la reunión será organizada este año por Francia.

Creo, desde mi humilde punto de vista, que indudablemente todas las iniciativas que puedan sucederse para intentar arreglar el subdesarrollo al que nos vemos afectados ( todos) son bienvenidas. Vamos comprobando que la llamada globalización solo esta beneficiando, y relativamente, a los grandes grupos capitalistas, bancos, empresas multinacionales... mientras el factor humano esta quedando relegado, estancado. La consciencia social ha estado manifestando un estado de sopor del que va a tener que despertar, como elemento dinamizador de los cambios que verdaderamentenecesitamos en este siglo... Más que donaciones lastimeras este mundo necesita ACCIONES EFECTIVAS Y PRÁCTICAS.

2 comentarios:

pe-jota dijo...

Sinceramente, no creo que sirva para nada, a parte, de como es lógico, darse palmaditas en la espalda entre esas inmensas fortunas preocupadas.
No es que sea malo, es que lo veo así.
Se te echa en falta.

Thiago dijo...

Sabes? a veces se me suben los humos y pienso en mi blog como el mejor del mundo, entonces, me doy un paseo por otros blogs y pronto caigo de la burra...! Me doy cuenta de cuando un blog es bueno y cuando el que lo escribe tiene algo que decir, y lo dice bien..

Entonces me doy cuenta que no soy un caso perdido, que no soy tan tonto....

Bezos.