jueves, abril 30, 2009

Cambios, Ciclos y Estaciones

En gran parte por la llamada crisis, en cuestión de tan sólo un año mucho han cambiando las circunstancias de nuestros entornos, y por ello las individuales y hasta intimas de muchos de nosotros. En lo referido a mi, en varias ocasiones he dejado aqui plasmadas mis sensaciones, sentimientos y viviencias personales dentro de un largo ciclo de cambios personales, ciclo de estaciones; manifiesto mas hacia mi interior que hacia mi entorno o circunstancias externas inmediatas... Muchas veces he escrito, en prosa o en intentos de verso sobre mis deseos, mis ansias por ver manifestarse parte de esos cambios internos que se han ido produciendo, seguramente por la necesidad de justificar la frustración y hasta el dolor que he sentido en gran parte de este camino. Llevo mucho tiempo sin escribir en el blog, porque he creido que era tiempo de una vez por todas de dejar que el nivel de las mareas llegase hasta donde tuviese que llegar, para poder recomenzar, para poder cosechar, para poder ver de alguna manera alguno de los frutos que, con sudor y lagrimas, he cultivado. No se si "ahora" llega ese momento, tal vez porque "ahora" no me embarga ese "ansia". Pero, de nuevo se vuelven a producir cambios, esta vez si en "lo que me rodea", en el espacio que me envuelve y me contiene. No se si será el cambio que hace tiempo anhelaba, por el que hace mucho luchaba, sólo el tiempo lo dirá... En una semana habré cambiado mi lugar de residencia, y la verdad como que no me creo que me vaya de Barcelona, ciudad a la que siempre estaré ligado de una manera u otra por lo que ha representado dentro de este "proceso"... Marcho a vivir a Cordoba, una ciudad totalmente desconocida para mi, a la que ni siquiera he imaginado como destino... destino del cual aún no soy muy conciente... Una nueva etapa... ¿Una nueva vida?... Seguramente... El tiempo lo dirá. Aunque las mismas circunsancias que me imponen el cambio no son del todo fáciles o comodas, si puedo alegrarme, y hasta ilusionarme por el sencillo hecho de lograr el primer paso hacia mi principal objetivo vital desde hace años... Sentirme más realizado y avanzar profesionalmente... ¿será esta vez que lo logre por fin?... El tiempo lo dirá... y mientras habla, me dispongo a empaparme de aromas de azahares, a dilatar mis pupilas con los colores misteriosos y antiguos que permanecen bajo las formas de la mezquita... al encuentro de recuerdos vividos en sueños, que sueñan con hacerse realidad.

En estos momentos ignoro el tiempo que transcurrirá hasta que vuelva a escribir aqui, sea cual sea, espero poder seguir compartiendo aunque sea una parte de "esos sueños" y realidades con ustedes, como hasta ahora... A todos, amigos, reciban un abrazo muy fuerte y sincero, hasta pronto... "ahora", Cordoba me espera.

Homo-sapiensis.

6 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Buen destino sin duda

Breckinridge dijo...

Tanto tiempo sin saber de ti espero que el cambio sea para bien, seguro que lo es, Córdoba es una ciudad fabulosa. Mucha suerte y hasta pronto. Abrazos fuertes.

fire dijo...

cordoba no es barcelona...te costara acostumbrarte...si es que te acostumbras...

echaras de menso muchas cosas...pero creeme....que si abres los ojos....y te dejas empapar por la cultura andaluza...tambien Cordoba peude resultarte una maravillosa ciudad...
te deseo lo mejor amigo...
ahora estamos ams cerca...
abrazos...¡¡¡
:-)

el otro amante dijo...

¡Vaya sorpresa ..........! Te trasladas a Córdoba, espero que sea para bien y que encuentres lo que buscas,

un abrazo

Homo-Sapiensis dijo...

Amigos, luz de Gas, beckinrigde, fire, el otro amante, muchas garcias por estar ahi... De momento Córdoba esta resultando una experiencia muy positiva, espero ponerme aldía y ponerles al día... Abrazotes. Hasta pronto

HOMBRESPARAHOMBRES dijo...

Córdoba me parece una ciudad más que maravillosa, sobre todo su barrio antiguo, con sus patios floridos y perfumados y, como no, la belleza y la historia de su pasado romano y árabe. Disfrútala lo máximo y goza todo lo bueno que puede ofrecerte.

Suerte y un fuerte abrazo.