miércoles, febrero 07, 2007

Sexo, Tantra y Budismo

Para los monjes budistas, tanto del theravada como del mahayana, la actividad sexual está totalmente prohibida por el código del Vinaya. En el mahayana encontramos la más moderna figura del sacerdote en China y especialmente en Japón. Estos pueden casarse y tener hijos normalmente. Del mismo modo, en el budismo Vajrayana de los himalayas, aquellos lamas que no han sido ordenados como monjes pueden casarse y tener hijos.

En cuanto a los laicos, Buddhaghosa aclara el tercer precepto para hacer hincapié en que se refiere al adulterio, la promiscuidad, la violación, la pedofilia, parafilias y en general cualquier conducta sexual que conlleve la experiencia de dukkha para la persona o para terceros. Hay que destacar que el budismo, como expresión también de su procedencia asiática, no contempla el sexo como algo sucio o dañino. De manera general en Asia se ha considerado desde antiguo al sexo como una función necesaria para mantener el equilibrio entre el cuerpo y la mente, idea a menudo reforzada por las medicinas tradicionales como la india o la china. Excepto para el camino de renuncia de los monjes, las indicaciones budistas respecto al sexo están en la misma línea de otras actividades, evitando los extremos de adicción o represión.

Respecto a la homosexualidad, ésta fue aceptada por el propio Buda al permitir en vida la ordenación de monjes homosexuales excepto en el caso particular de aquellas personas llamadas entonces pandakas. Así que por tanto, no existe en las fuentes ningún comentario explícito referido al tipo de sexualidad de los laicos, con la excepción de las citas a los pandakas. Los pandakas eran caracterizados como personas poseídas en alto grado por pasiones sexuales (ussanakilesa), por una lujuria irrefenable (avapasantaparilaha), esencialmente dominados por su libido (parilahavegabhibhuta,) por el deseo de conseguir prostitutas (vesiya) o parejas muy jóvenes (thulakumarika). Ello hacía muy difícil su pertenencia a la comunidad de monjes. Aunque el significado de pandaka no parece incluir directamente a los travestidos y transexuales, así sucedió en un episodio de la vida de Buda con un monje. Por esta asociación, en la mayoría de comunidades budistas como por ejemplo en la Tailandesa, tradicionalmente se ha vetado el acceso al monacato a transexuales y travestidos, si bien recientemente en el caso tailandés algunos abades ya han dado su consentimiento a la ordenación de éstos como monjes al hacer énfasis en subrayar la descripción de un estado mental pero no del aspecto exterior de la persona. Hay que tener en cuenta que ninguna escuela budista anterior al siglo XVII, el siglo de la expansión europea, afirmó jamás la homsexualidad como "conducta sexual incorrecta".

Hay no obstante un número de comentadores y maestros que se van adecuando a su cultura, sociedad y poderes sociales. Y así encontramos posiciones en contra o a favor de la homosexualidad e incluso de determinadas practicas sexuales. También actualmente algunos maestros varían algo su discurso, dependiendo de si lo dirigen a su comunidad de origen o si están de visita en otros países. En las fuentes budistas no aparecen estos detalles, sino que de manera mayoritaria el sexo está referido de manera genérica como una actividad fruto del aferramiento.

Tantrismo en el budismo

La influencia de cierto tantrismo indio causó el surgir del budismo Vajrayana, desarrollado a partir del siglo VII sobre todo en los himalayas.El Tantrismo en el budismo es un conjunto de enseñanzas que intentar transmutar el impulso sexual para la realización del Nirvana. Si bien en la antigüedad el tantrismo se practicaba tanto con parejas-consortes físicos como sin ellas, actualmente el budismo tántrico utiliza principalmente la meditación y visualización. Hay que notar también que el budismo tántrico no tiene nada que ver con rodear la vida de placer sexual, y no tiene nada que ver con otro tipo de "tantrismos" presentes en nuestra sociedad de consumo. Aunque ésta practica budista sigue aun siendo poco comprendida e incluso rechazada por muchos budistas de otras tradiciones y escuelas, lo cierto es que contiene una larga tradición de maestros eminentes. Desafortundamente, este terreno ha sido a veces presa fácil para manipulaciones y escándalos de gente sin escrúpulos. Actualmente, todo buen centro y maestro de budismo Vajrayana enseña practicas en donde el contacto físico no es en absoluto necesario.

5 comentarios:

pe-jota dijo...

Tengo entendido que es una experiencia inolvidable...., no se si será cierto, pero eso se dice.
Y es que Oriente aún tiene muchos secretos que descubrirnos.

pon dijo...

El sexo como algo natural y equilibrante, nos ha costado siglos y siglos darnos cuenta en Occidente. Tambien he oído que es alucinante pero que necesita mucha práctica y entrenamiento. Lo cual tambien tiene su atractivo.....

homo-sapiensis dijo...

si, necesita entrenamiento, pero además de eso, una conectividad emocional y espiritual... Besos pon y Pe-jota

Anónimo dijo...

sexo,tantra y budismo: creo que los terminos budicos son otros. ya que se refieren a que cada uno tiene la oportunidad de enmendar sus devilidades mentales menos los enfermos. donde luego de seguir las enseñansas van siendo bencidas cada una de ellas por los esfuersos individuales matando los tre venenos:el deceo,la ignorancia y la ira. donde el camino octuble es el que va marcando el compas del nuevo andar, de todos aquellos que le han elegido.

john patrick dijo...

Deberias mencionar que este texto es de WIKIPEDIA!copiado textualmente (aunquesea edítalo!), a tu favor, siempre es bueno retransmitir el Dharma, gracias, jp