viernes, octubre 26, 2007

El valor de la "Incertidumbre"...

Hace cuestión de unos dias, motivado por la serie de cambios personales en los que estoy inmerso en estos momentos, y por la recomendación de un amigo, acudí a la consulta de un profesional en disciplinas alternativas. En medio de la conversación mantenida, acerca de la causa que me llevo hasta su consulta, y más allá de mi intención de "alinear mis puntos de energía", este profesional, con una sensibilidad extraordinaria, además de su buen hacer en la práctica de las disciplinas que maneja; arrojó a la luz un tema clave... "La incertidumbre".

Según su definición la Incertidumbre es "la Expresión del grado de desconocimiento de una condición futura". Aunque me permito la libertad de definirla también como el estado en el que podemos encontrarnos, entre el momento presente y el momento en el que algo que sabemos, o creemos saber, va a ocurrir... Personalmente, fué muy importante el planteamiento, llevandome a prestar atención especial acerca de como ha influido e influye ese factor en mi vida; pero que pienso también en la vida de todos, más en los momentos actuales de crisis financiera, social, etc, etc.

Lo cierto es que pienso que ese factor, la "Incertidumbre", es una de las causas de mayores miedos y bloqueos en nuestra vida actual, nos condiciona incluso inconscientemente a la hora de tomar decisiones, o tal vez sea mejor decir de no tomarlas... Aunque parezca un análisis demasiado matemático, toda incertidumbre contiene en si misma la información que nos permite plantearnos la o las formulas que nos llevaran a la obtención del resultado a que se quiere llegar; es más, esa incertidumbre seguramente resulta necesaria para poder poner en marcha los mecanismos que nos llevaran a plantearnos esas estrategias... Creo que la lección es aprender a convivir con la "Incertidumbre" como un aliado, que nos ofrece el tiempo y la oportunidad de prepararnos para afrontar esa situación o resultado, que por mucho que podamos "visualizar", esta sólo teoricamente concebida en nuestra mente, a través de expectativas u otros mecanismos... La incertidumbre es el paso que hay que dar para poder cruzar la puerta que vemos adelante del camino...
Creo y agradezco el hecho de que, como en muchas veces anteriores, cuando menos me lo he esperado, me he encontrado con algún "maestro" en el camino... Muchas gracias Didac.

9 comentarios:

Albert dijo...

¡Estupendo blog e interesante perfil!

Te seguiré la pista leyéndote a menudo...

ZekY's dijo...

Muy interesante lo que escribiste. Me ha hecho pensar...

Arturo Manuel dijo...

Hablemos de la Incertidumbre komo la amiga/enemiga necesaria. Incertidumbre es emoción y miedo. En definitiva, un no saber, lo ke plantea, obviamente, dudas.

Alcibiades dijo...

Ya dijo alguien que sólo sabía que no sabía nada. Siempre estamos en incertidumbre. No creo que sea mala. la incertidumbre nos puede llevar a cuentos de lechera y alegrarnos el día. Lo realmente dañino es imaginar malas situaciones y vivirlas como si ya estuvieran ocurriendo. Es el miedo.

pon dijo...

Vaya, leyéndote lo he visto tan claro.....gracias, acabas de abrirme una puerta que tal vez no quería traspasar, pero en ello estamos......

pe-jota dijo...

Es nuestra compañera más fiel, y debemos acostumbrarnos a ella, nunca nos falla, pero en el fondo es la aventura de vivir.

el otro amante dijo...

Hola, me incorporo tarde a comentar esta interesante entrada. Estoy totalmente de acuerdo con tu definición de incertidumbre. Quizás la clave esté en pensar que algo puede suceder (o no) y ahí radica el problema, los tiempos de espera y de indefinición son siempre muy complicados, especialmente en determinadas etapas de nuestra vida. Saludotes.

Luz de Gas dijo...

Impresionante reflexión.

Uno de los comentaristas decía que lo que no hay que hacer es hundirse en lo negativo de las suposiciones.

Besos

Homo-Sapiensis dijo...

Gracias por todos los comentarios... Y creo que como dice Luz de gas... Ni hundirse en lo negativo, pero tampoco obsesionarse con los anhelos o deseos positivos... Dejar que las cosas fluyan, que las cosas vayan poniendose con su propia energía en su lugar... Un saludote