sábado, agosto 02, 2008

La potencia controlada de los 40


Me refiero a un articulo publicado hoy en el diario "El País", sobre la nadadora estadounidense Dara Torres, quien a sus 41 años será la nadadora más veterana en la historía olímpica. Aunque hay polémica, ya que Dara necesita medicarse diariamente contra el asma, y eso ha hecho que algunos la tachen de tramposa. Lo cierto es que ella forma parte de un programa de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA), en el que una docena de atletas dan muestras de sangre y orina en cualquier momento. Pero la realidad es su tremenda capacidad de trabajo, reconocida por todos. Bate sus récords de hace ocho años y vence a nadadoras que podrían ser sus hijas, como Jessica Hardy, que la acompañará en los 50 metros libre de Pekín... con 20 años menos. Según Paul Whitten, médico y director ejecutivo de la Asociación de Entrenadores Estadounidense, "si el nadador no sufre lesiones y sigue entrenándose, puede estar tan bien a los 41 o 42 años como estuvo a los 25".

La verdad es todas estas historias de superación me atraen mucho, ahora que estamos en el mes olímpico además. Y también por el hecho de que personalmente, a mis 40 años me encuentro en un momento de vitalidad que no había vivido o sentido antes; por lo menos nunca antes había tenido el hábito de prácticar la actividad física que tengo en este último año. Indudablemente que creo que influye muchísimo la actitud, la conciencia de la autoestima, el saber que hay que cuidarse aún más cuando se llega a una edad, y eso se convierte en una especie de revulsivo que involucra y cataliza el estado mental o psicológico, por encima de la cuestión estética en sí. Es muy cierto que las endorfinas que se generan con la practica de actividad física tienen un efecto potente en esa vitalidad... Pero lo que más, personalmente, creo que puede motivarnos a las persona que hemos llegado a esta edad, es justamente tener esa vivencia de bienestar tanto físico como mental, que es diferente a la que se tiene entre los 20 y los 30 años, una energía menos visceral, más controlada y que por ello es más eficaz a la hora de aplicarla en nuestras diferentes fascetas vitales, de afrontar nuestros retos y situaciones de forma más positiva, de disfrutar con los demás e incluso de nosotros mismos. Asi que pongamos en práctica lo de "mens sana incorpore sano", nunca es tarde para ello.

5 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Está bien , la semana que viene empiezo a correr, ya te contaré.

Fabio dijo...

Yo también en el último año comencé a intensificar la actividad física, y sin pretender modelos estéticos, como bien dices, es por una cuestión de cuidarse, protegerse y mimarse un poquitín... los 40 son maravillosos cuando uno puede fijarse retos, metas y un plan de mantenimiento vocado hacia una vida un poco más sana. Nunca es tarde para involucrarse en algún plan, incluso si se modifica algún mal hábito (a mi me puede al tabaco... soy muy débil....)
Mi autoestima, y mi modelo de vida actual, necesitan del movimiento, algunso esfuerzos, y quemar excesos de energías y toxinas...
saludote
;)

Homo-Sapiensis dijo...

Luz de Gas, eso!, asi me gusta, si me permites un consejo, llevate una buena banda sonora para que te anime!. Un abrazo

Fabio!, pues me alegra coincidir, el tabaco es mi actual reto también, estoy en ello... A ver si antes de que acabe el mes, se acaboooo. Un abrazote

fire dijo...

bueno..
yo tengo la ventaja de que jamas he fumado y tampoco bebo nada de alcohol..
por el contrario nunca hice deporte, y llegué al mismo con muchas cosas lastimadas, como cervicales y lumbares, cadera, etc...

cuando empece en el gim...a los cinco minuos de empezar tenia que sentarme, la cabeza me explotaba y las pulsaciones se me disparaban alarmantemente...
poco a poco he ido ganando foondo...
ahora aguanto una hora de steep a tope, o aerobic, spining , etc...
no puedo decir que mi forma fisica se aideal, perro para mi ha sido un logro controlar el dolor de espalda y cadera por ejemplo....
aunke animicamente esta no es la mejor etapa de mi ivda...si creo que el hacer ejecicio me ha ayudado a no inflarme de antidepresivos...
creo que voy superando los baches que me presenta la vida....en buena parte por que el ejercicio me ayuda..
se convirtio en una adiccion para mi...peror hablo en sentido positivo...sin agobios, ni obsesiones...
solo que soy mas feliz y me siento mejor cuando acudo al gim....y por eso no dejo de hacerlo mientras pueda.....
asi k te comprendo amigo..
como no comprenderte...¡
un beso corazon

Homo-Sapiensis dijo...

Fire!, tu eres de la mias, campeona, no nos dejamos condicionar ni limitar... nunca es tarde para aprender a cuidarse, pero no solo por fuera, más importante aún por dentro. Como dices sin obsesiones, de forma equilibrada.. Eso nos da herramientas para respodner a muchas circunstancias y situaciones de la vida. Un Besote mi Ninfa del Sur