domingo, febrero 11, 2007

El año del Cerdo

Desde tiempos remotos en la cultura oriental, cada año se bautiza a las personas con el nombre de un animal. Gran parte de esta costumbre tiene sus orígenes en el antiguo Taoísmo chino.
El Taoísmo es un sistema global de descripción de la realidad que analiza y clasifica los fenómenos de la naturaleza. Sus teorías son consideradas leyes cósmicas inmutables, aplicables a cualquier plano y manifestación de la vida.
El Universo es un conjunto interdependiente en equilibrio y es tarea del ser guardar esa armonía, derivándose de ello el bienestar, tanto físico como psicológico para la evolución de la persona.
Los chinos basaron su cronología en un sistema sexagenario, es decir en ciclos de sesenta años. Estos ciclos trabajan en forma circular, al llegar a su punto final vuelven a comenzar iniciando nuevos ciclos que nunca tienen final.
Según los antiguos filósofos chinos, el Metal, la Madera, el Agua, el Fuego y la Tierra constituyen los cinco elementos fundamentales del Universo. Estos elementos son asignados a cinco planetas: agua (Mercurio), metal (Venus), fuego (Marte), madera (Júpiter) y tierra (Saturno), los cuales ejercen su influencia en el individuo, al igual que el Yang (el Sol) y el Ying (la Luna).
Cada uno de estos elementos posee características especiales que influyen en la personalidad de la gente según nazca bajo uno u otro signo.
Los elementos son muy importantes ya que en cada situación de la vida estos se presentan como material fundamental para sus vidas. Por ejemplo: el agua era esencial para la vida, el fuego para cocer sus alimentos y dar calor con la llama que les iluminaba y calentaba, la tierra para cultivarla, el metal para la construcción de sus armas y la elaboración de sus instrumentos de trabajo, la madera para la construcción de sus viviendas.
El horóscopo chino tiene una tradición de 5000 años y se basa en los años lunares.

¿Cómo se le dio nombre de animal a los ciclos zodiacales? Al observar los grupos de estrellas en el cielo, los fueron relacionando con los animales y les aplicaron las características a sus nativos.
Si bien cada animal rige un año lunar, los cinco elementos gobiernan diez años. Cada elemento reina dos años, uno bajo el signo del Ying y otro bajo el signo del Yang. De esta forma se establece el equilibrio, que es fundamental en la concepción de la filosofía china.
Cuenta la tradición que Buda necesitaba ponerle nombre a los diferentes ciclos y convocó un día a todos los animales... Muchos de ellos se pusieron en camino. La rata, astutamente, pidió a la vaca que le llevara a su lomo, y esta accedió. Cuando llegaban donde estaba Buda, la rata se puso a dar saltos, y todos comentaron: "Ahí llega la rata". Por eso su signo es el primero del zodiaco. A los otros 11 que llegaron les recompensó su bondad permitiéndoles dirigir cada uno un año. Es por eso que el horóscopo chino consiste, en 12 signos que representan animales, y que se repiten cada 12 años. Los animales no sólo rigen los años lunares, los días e incluso las horas caen bajo su influencia. El próximo día 18 de Febrero se celebra la llegada del año nuevo Chino, que regirá el cerdo...

6 comentarios:

pon dijo...

Cuántas cosas desconozco, y cuánto te agradezco tus explicaciones tan claras, amenas y profundas. Muchas gracias sapiensis, un placer visitar tu casa siempre, amigo.

homo-sapiensis dijo...

Pon, el placer es mi en leerte por aqui amiga, y por su puesto que tambien es placer leer tu blog, te admiro mucho por tu buen hacer. Un besote

narval dijo...

yo soy uno de esos cerdos, y que no se saque de contexto la frase :D

Edtor Felipe S. dijo...

Estro si que no lo sabia, los chinos tiene costumbres muy estudiadas con mucha lógica. Saludos.

homo-sapiensis dijo...

Narval!..gracias por tus referencias en tu página,y de todas formas, sobre el cerdo, dicen que es el animal que más se nos parece a los hombres.jeeee..asi que tranquilo..jeeee... se ha entendido tu comentario. Un saludote

homo-sapiensis dijo...

Gordi-gay, gracias por tu visita hombre...y la verdad es que desde hace ya bastante tiempo, sigo a mi manera muchos de los preceptos de las filosofias orientalistas... Ddesde leugo, que con respeto a todas, me parecen más prácticas. Un abrazote