martes, julio 01, 2008

Alimentos transgénicos: Solución o maldición?


El tema de los alimentos transgénicos esta tomando una mayor relevancia debido a la llamada crisis alimentaria a nivel mundial. Los alimentos transgénicos son todos aquellos que contienen ingredientes, o que fueron producidos, a partir de un Organismo modificado genéticamente.

Los trangénicos no siempre contienen las proteínas codificadas por los genes transferidos, porque muchas de ellas vienen a resultar de partes de la planta distintas a los organos de cosecha. La idea de los transgénicos es la producir alimentos que sean inmunes o resistentes a factores como las plagas, o para mejorar ( en teoría) su contenido nutricional.

En varios países del mundo han surgido grupos manifestantes, formados principalmente por ecologistas, algunos científicos y políticos, que se oponen a este tipo de alimentos y exigen la etiquetaje de estos, por sus preocupaciones sobre seguridad alimenticia, impactos ambientales, creencias religiosas, cambios culturales y dependencias económicas. Llaman a evitar este tipo de alimentos, cuya producción involucraría, en su opinión, daños ambientales y sociales.

Principalmente se basan en supuestas amenazas para la salud como la resistencia a los antibióticos, ya que muchas plantas transgénicas contienen un gen de resistencia a los antibióticos; también se basan en eventuales nuevas alergias, ya que la mayoría de los alimentos transgénicos, contienen genes de virus, bacterias, mariposas e incluso escorpiones, pudiendo aumentar los riesgos de nuevas alergias, principamente en niños y bebes.

Advierten también amenazas al medio ambiente, ya que los expertos en genética al no garantizar sobre los efectos ambientales, no podrían prever las consecuencias a largo plazo de la introducción de nuevos genes en el medio ambiente, aumentando el riesgo de contaminación biológica; es decir, la transformación de los cultivos convencionales en trasgénicos por la polinización cruzada.

He aquí el punto que me motivo a postear sobre este tema, haciendo mención al caso de la corporación multinacional americana "Monsanto", la cual acapara el 80% de la producción del mercado de plantas transgénicas.

En el año 2007 surgió una tremenda polémica con esta corporación debido a la publicación de un estudio del Comité de Investigación e Información Independientes sobre la Ingeniería Genética (CRIIGEN), y basado en un estudio realizado por la propia Monsanto, que revelaba que en pruebas hechas con maíz transgénico en ratones, estos presentaban signos de toxicidad.

Esos efectos varíaban según el sexo de los ratones, y así el responsable del trabajo, Gilles-Eric Séralini, precisa que en las hembras se observó "un aumento de las grasas y del azúcar en la sangre, un aumento del peso del cuerpo y del peso del hígado; todo asociado a una mayor sensibilidad hepática". Debido en gran parte de estos resultados, este mismo año 2008 la comisión europea rechazó la aprobación por parte de la Autoridad Europea de Seguridad alimentaria de UE el uso de varios tipos de maíz transgénicos; abriendo a su vez el debate sobre la confianza sobre el sistema europeo de aprobación de transgénicos.

Pero el debate no se ha abierto solamente sobre los organismos europeos de seguridad alimentaria; sino que va muchos más allá, saliendo a la luz una estudiada estrategia por parte principalmente de la corporación Monsanto, cuyo objetivo es asegurarse el apoyo y la aprobación de la introducción de sus productos en los mercados mundiales.

En este mismo año, la directora francesa Marie-Monique Robin, puso el dedo en la llaga con el documental " El mundo según Monsanto", en el cual traza la historia de dicha corporación que en su más de un siglo de existencia ha sido fabricante del agente naranja (usado como herbicida en la guerra de Vietnam), y de hormonas de incremento de la producción láctea prohibidas en Europa, entre otros.

Tuve la suerte de ver este documental, y lo que más me impresionó fué la evidencia del entramado político de dicha empresa, que se ha procurado crear un lobby oculto en el mismo congreso de los EEUU, colocando a consejeros delegados en cargos de relevancia en las comisiones de seguridad alimentaria y además en organismos administrativos de justicia, así como desvelarse la intención de lograr introducir a personas cercanas a la dirección de la corporación en el mismisimo "Organismo Mundial de la Salud".

Otro de los hechos denunciados en este documental, es el hecho de que Monsanto tiene patentadas el 90% de las nuevas semillas transgénicas, lo cual le ha permitido llevar a la ruina a centenares de agricultores americanos por haber (según la corporación) hecho uso de las mismas en sus plantaciones sin haber pagado el derecho de patente; cuando el origen de que hubiesen podido proliferar esas semillas en los cultivos de esos agricultores esta en la polinización cruzada natural producida por los vientos y los insectos ( vamos, que si de repente en nuestra huerta aparecen unas plantas de maíz, que provengan de algunas semillas transgénicas que hayan sido polinizadas eventualmente, ¿resulta que tendríamos que pagarle a Monsanto por la patente de esas semillas?).

Greeenpeace, como con otros casos, ha sido uno de los más criticos organismos; no sólo sobre el uso en sí de los transgénicos, sino también con dicha corporación... Estemos atentos, porque aunque parezca una película en la que "los alienígenas" se introducen e infiltran en nuestra sociedad para controlar e influir sobre nuestros habitos... Son hechos reales, y no son alienígenas, sino personas que de una forma, más o menos legal, escalan en las esferas de poder vendiéndonos la moto de ofrecernos la "panacea" a nuestros problemas, cuando pueden ser una maldición.

"Campaña de Greenpeace sobre los transgénicos" ,

9 comentarios:

Fabio dijo...

Uy cuántas cosas se movilizan en mi mente ahora... antes de venirme a España, por el año 2000 Cargill y Monsanto hacían unas jugadas expansivas y de fusión en momentos que se debatía la futura crisis del agua, antes que la de alimentos.
Cuando se veía el perfil de la guerra de Irak, se sabían las consecuencias que éstas tendrían sobre petróleo-alimentos (por las consabidas razones en las que no vamos a entrar)... dá para largo y mucho esta entrada amigo.
Ambas compañías y algunas otras, sobre todo dedicadas a la industria farmacéutica tienen lobby creado en muchos gobiernos, también en el Congreso de los EEUU y en la Organización Mundial para la salud... las grandes compañías, los grandes capitales, son en definitiva quienes tienen el poder, ante una crisis que produzca graves grietas en sus sociedades, (con alimentos cuyos precios estén por las nuebes, un combustible cada vez más difícil de controlar, con costos sociales elevadísimos generados por recesiones, falta de empleo, y más factores que se pueden enumerar) me pregunto si las autoridades sanitarias europeas no terminarán haciendo concesiones...
uffff... me voy a seguir estudiando, porque sino me enrollo y soné...
párrafo aparte para los alintos transgénicos y el uso de saborizantes, edulcorantes y conservantes, que se siguen autorizando como inocuos, y aunque no potencialmente nocivos, tampoco en verdad son beneficiosos (tan solo para las industrias)
abrazos amigo, me apasionas...

pe-jota dijo...

Estoy en contra de los transgénicos, y no me creo la publicidad que se hace, sólo hay que ver la caída en la calidad de los productos naturales, ahora apliquemoslo a los transgénicos, la cosa puede ser devastadora, creo que hay más intereses de la multinacionales que una auténtica voluntad de acabar con el hambre, sobretodo si observamos el caos mundial que reina en estos momentos y la nula atención que se presta al real desarrollo de países con subdesarrollo.

Homo-Sapiensis dijo...

Fabio!, muchas gracias por tu aportación al post y me alegra mucho compartir contigo el interés por estos temas, que se que también de una forma u otra tocas en tu blog... Hay intereses ocultos que no sólo buscan el beneficio de unos pocos, sino que lo hacen en perjuicio del resto de la sociedad, por eso hay que estar al "loro" y pararles. Mucha suerte en esos examenes y recibe un abrazote amigo!.

Pe-jota!... Como dice el dicho, y en relación con lo que he respondido a Fabio... siempre habrá quien quiera pescar en aguas revueltas... lamentablemente... gracias por tu comentario y un abrazo

fire dijo...

MAGNIFICO POST...
POCO PUEDO AÑADIR...
PERO TE CUENTO UNA ANECDOTA "CASERA":
mi abuelo..hore de campo desde que nacio hasta que murio...siempre se quejaba de las lechugas que vienen perfectas en bolsas envasadas...sin un solo bichito....
decia que la naturaleza es sabia...y cuando un alimento esta en condiciones optimas...le atacan los insectors y bichitos...
recelaba de la fruta y verdura "impoluta"...decia que que le echarian ...para que no se les acercara ningun bichito...
el preferia coger una lechuga...lavarla de tierra y de moskitos.....y luego comersela.....
éra su filosofia de vida..
murio casi con 90 años enfermo de cancer de pulmon...despues de ha ber sido fumador de dos cajetillas diarias mas de 70 años..
ahi queda eso...

un beso enorme H

Homo-Sapiensis dijo...

Fire!, amiga... Asi es la naturaleza es sabia... y si le añaden cosas a los alimentos para que los "bichitos" huyan... piensan que no nos va a ser mal a nosotros?¿?¿ ¿o es que nosotros no somos de carne y hueso y nos pueden echar cualquier veneno?... Gracias por tu visita, y por dejar esa anecdota entrañable. Un besote

Capri c'est fini dijo...

Un verdadero dilema, los transgénicos se convierten en la panacea para el hambre del mundo o es otro de los delirios locos del ser humano del siglo XXI... verdaderamente no lo sé, sin embargo me dan mucha desconfianza. ¿Habrás efectos secundarios?¿debemos dejar de tocar los que la naturaleza sabiamente hace? ¿dejemos las vacunas, la lucha contra las epidemias o el parto sin dolor? jejejeje demasiados interrogantes para mi pequeña cabeza de melón transgénico. Un saludo.

Luz de Gas dijo...

Gracias por ponernos sobre aviso, debería indicarse en las etiquetas bien claro.

Si todos nos preocuparos por los demás un poco como tu todo iría mucho mejor.

Besos

Homo-Sapiensis dijo...

Capri c'est fini: pues es un dilema, del que se aprovechan muchos, lamentablemente. Gracias por tu comentario. Un saludo.

Luz de Gas: Pues de eso se trata, de alertarnos unos a otros, de comentar, de cambiar opiniones y criterios, sobre cosas que nos afectan. Gracias por tu comentario y un abrazo amigo

el otro amante dijo...

El tema de los transgénicos es complicado, consiguen productos de aspecto mucho mejor que los naturales. Desconfio bastante de los etiquetados, no siempre dicen la verdad. Al final todo es un puro negocio, para conseguir beneficios hacen cualquier cosa. Siempre recuerdo el tema de los pijamas radiactivos fabricados por empresas vaticanas. Estaban destinados al mercado estadounidense, al revisarlos y ver los efectos que producían, los mandaron a América del Sur. Hubo una gran polémica en la época. Saludotes.